Mantas Para la Recuperación

Nuestro ministerio de Mantas para la Recuperación comenzó a finales de 2007. Empezamos con tres damas de la iglesia, luego se expandió a unas cuantas más y algunas de sus amigas. Todas hacen sus mantas en casa. Nuestros miembros de la iglesia donan dinero para comprar los suministros. Durante este tiempo hemos hecho más de mil mantas y las hemos enviado a lugares como Bethesda-Walter Reed, Hospital Balboa Naval, Fort Sam Houston para las víctimas de quemaduras, Veteran’s Farm en Jacksonville, Fl, USO de Charlotte, Batallón de Transición Warrior al Fort Bragg, veteranos individuales en todo el país, Purple Heart Homes en Statesville, Landstuhl, Alemania y durante los últimos dos años al William G. Hefner Hospital de Veteranos en Salisbury, donde los hemos entregado en persona dos veces y conocimos los destinatarios. También los hemos hecho por cada uno de los veteranos de nuestra iglesia y las presentamos en el Día de los Veteranos hace dos años.

Nuestro ministro bendice estas mantas y reza por cada destinatario junto con todos nuestros miembros de la iglesia varias veces al año. Luego, las mantas se empacan y se envían o se entregan en persona.

Queremos que nuestros guerreros heridos y veteranos discapacitados sepan que no han sido olvidados y que Memorial se preocupa por ellos. Enviamos una carta con cada manta hablando de nuestro ministerio y quién hizo la manta. A veces recibimos cartas de agradecimiento de los veteranos o sus familiares.

Todos hemos sido enriquecidos por este ministerio y seguimos tejiendo, crochet y cociendo nuestras mantas tanto como podemos. Con cada uno queremos decir “Gracias por su servicio!”